Teatro-Museo Dalí. Colección

Dalí i Domènech, Salvador

Casa familiar de Es Llaner

Fecha
c. 1918
Dimensiones
14,5 x 21,5 cm
Técnica
Lápiz y tinta sobre papel
Ubicación
Teatro-Museo Dalí

"Una tarde que hacía mucho frío y no podíamos salir de casa, mi hermano se entretuvo haciendo este dibujo que reproducimos y que guardo desde entonces porque refleja con exactitud el ambiente que había en casa durante las largas tardes de verano en Cadaqués. Mientras él lo dibujaba y hacía los comentarios, yo contemplaba sorprendida como lo que habíamos vivido durante el verano anterior iba apareciendo. Mi hermano, cuando lo hizo, debería tener catorce años y yo diez. Todo es exacto, menos el tejado de la casa que no acababa en punta por la parte delantera, sino en los laterales. Todo el resto, cuando lo contemplo aun hoy, me hace revivir aquellos veranos. Por una ventana, saca la cabeza mi osito, mi juguete predilecto. En la otra se ve una vela, porque en Cadaqués, en aquel tiempo, la electricidad era tan débil que a veces nos quedábamos sin, y siempre era necesario tener velas a punto. Debajo de la del comedor hay un banco, el mismo que aún tengo ahora, y tanto en la ventana como en la puerta hay cortinas de cuentas de cristal idóneas para espantar las moscas y evitar que entren. La otra ventana está protegida por una tela metálica, porque era la que correspondía a la cocina y se tenía que proteger. Veo a la abuela que sale a la puerta abriendo la cortina de cuentas de cristal. Va vestida de negro. Era delgada, pequeña, muy bonita. Mi hermano diría que era de aspecto tan cuidado como un carrete de hilo de seda negra. El padre lee el periódico mientras la madre y la tieta cosen. Todos están sentados en los balancines de lona que entonces teníamos. Cerca de ellas, yo juego con las amiguitas. El eucaliptus aún es pequeño y, detrás de este árbol, que más tarde se haría grande y frondoso, mi hermano pinta rodeado de niños del pueblo, que miran como lo hace. En primer término, Enriquet, nuestro jardinero y barquero, duerme profundamente, estirado sobre la playa. Casi nunca hacía nada, era la pereza personificada. Por el camino llegan nuestros vecinos con sus hijos para pasar la tarde con nosotros. Y, para que no falte nada, incluso están las criadas, que lavan la ropa en una alberca del huerto de Melos, y también una vaca que nos daba mucho miedo y evitaba que fuésemos a buscar las naranjas del naranjo que quedaban al alcance de la mano".

Anna Maria Dalí, Salvador Dalí visto por su hermana, Parsifal, Barcelona, 2001, p. 29-30.

© Salvador Dalí, Fundació Gala-Salvador Dalí, Figueres, 2014.

Reserva de derechos

Los derechos de propiedad intelectual de las obras de Salvador Dalí y, por lo tanto, de las reproducidas en esta página web son titularidad del Estado español, cedidos en exclusiva a la Fundación Gala-Salvador Dalí.

De acuerdo con la legislación vigente en materia de propiedad intelectual, queda prohibida la reproducción (total o parcial), la distribución, la transformación, la comunicación pública, la puesta a disposición interactiva, así como cualquier otra explotación, por cualquier medio, de las obras contenidas en esta página web.

Cualquier explotación de las obras de Salvador Dalí queda sujeta a la necesidad de solicitar autorización previa a VEGAP (91 532 66 32/ 93 201 03 31; www.vegap.es) y de obtener la correspondiente licencia. La infracción de los derechos de propiedad intelectual de las obras de Salvador Dalí será perseguida de acuerdo con la legislación vigente.

  • Casa familiar de Es Llaner

    Casa familiar de Es Llaner