La Colección

Dalí i Domènech, Salvador

Carreta fantasma

Fecha
1933
Dimensiones
19 x 24,1 cm
Técnica
Óleo sobre madera
Ubicación
Teatro-Museo Dalí

En el centro de una llanura árida y al mismo tiempo luminosa, observamos una carreta de dos ruedas que se mueve en dirección hacia un pueblo. La forma de la tartana tiende a mezclarse con la ciudad, convirtiéndose, así, en su propio destino. Se trata de una ilusión de perspectiva en la que la habilidad del pintor intenta confundirnos una vez más. Donde esperábamos ver las ruedas, hay dos estacas clavadas en el suelo. Los personajes que aparecen sentados en el carro se identifican con la arquitectura de la ciudad del fondo. En éste, como en otros juegos visuales propuestos por el pintor, tiene un papel fundamental el método que Dalí bautizó como método paranoicocrítico: "método espontáneo de conocimiento irracional basado en la objetividad crítica y sistemática de las asociaciones e interpretaciones de fenómenos delirantes”. Vemos una tartana y una ciudad o ambos elementos a la vez.

© Salvador Dalí, Fundació Gala-Salvador Dalí, Figueres, 2014.

Reserva de derechos

Los derechos de propiedad intelectual de las obras de Salvador Dalí y, por lo tanto, de las reproducidas en esta página web son titularidad del Estado español, cedidos en exclusiva a la Fundación Gala-Salvador Dalí.

De acuerdo con la legislación vigente en materia de propiedad intelectual, queda prohibida la reproducción (total o parcial), la distribución, la transformación, la comunicación pública, la puesta a disposición interactiva, así como cualquier otra explotación, por cualquier medio, de las obras contenidas en esta página web.

Cualquier explotación de las obras de Salvador Dalí queda sujeta a la necesidad de solicitar autorización previa a VEGAP (91 532 66 32/ 93 201 03 31; www.vegap.es) y de obtener la correspondiente licencia. La infracción de los derechos de propiedad intelectual de las obras de Salvador Dalí será perseguida de acuerdo con la legislación vigente.

  • Carreta fantasma

    Carreta fantasma