Notas de prensa. Exposición en Pisa sobre la influencia del clasicismo italiano en Dalí

Pisa, 29 de septiembre de 2016

Roma, 29 de septiembre de 2016. La Fundació Gala-Salvador Dalí se complace en informar que mañana 30 de septiembre se inaugura una exposición temporal en el Palazzo Blu de Pisa, dedicada a la influencia del clasicismo italiano en la obra de Dalí. La muestra está comisariada por Montse Aguer, directora de los Museos Dalí, de la Fundació Gala-Salvador Dalí, y Thomas Clement Salomon, coordinador científico de Mondo Mostre, entidad organizadora. Abrirá sus puertas el 1 de octubre y podrá verse hasta el 5 de febrero de 2017.

Contenido de la exposición Dalí. Il sogno del Classico
La muestra hace especial hincapié en la importancia de Italia (que Dalí y Gala visitan en frecuentes ocasiones) y del Renacimiento en la obra de Salvador Dalí. Incluye 149 obras que abarcan desde 1945 hasta 1982: 145 procedentes de la Fundación Dalí, 3 de The Salvador Dalí Museum de San Petersburgo (Florida) y 1 de los Museos Vaticanos. Son 22 pinturas, 100 estampas de la serie La Divina Comedia y 27 ilustraciones para La Autobiografía de Benvenuto Cellini.

El núcleo central parte de una selección de óleos muy poco conocidos, cuatro de ellos son inéditos: S/T. Según “Muchacho en cuclillas” de Miguel Ángel, S/T. Moisés según “El sepulcro de Julio II” de Miguel Ángel, S/T. Cristo según “La Piedad Palestrina” de Miguel Ángel, S/T. Juliano de Médici según “El sepulcro de Juliano de Médici” de Miguel Ángel. Figuran en sus últimas creaciones de la década de los años 80, en que el artista reinterpreta en clave daliniana las obras maestras de Miguel Ángel. Presentadas como conjunto estilístico y temático por primera vez, estas obras nos permiten indagar en la técnica y el conocimiento del Dalí de este momento, y reflejar cómo sus inquietudes continúan traduciéndose en expresión artística. Ello nos adentra en la última etapa del pintor, hasta hoy bastante desconocida, pero que manifiesta un ideario daliniano muy particular, mediante una expresividad que persigue la persistencia del proceso creativo y la búsqueda de la inmortalidad. A través de la relaboración de las obras de Miguel Ángel, Dalí por un lado trabaja desde el respeto absoluto por la tradición y el pasado, por otro lado, advierte la necesidad de superarlos a través de una innovación constante siempre dirigida hacia la contemporaneidad.
Desde su expulsión del grupo surrealista, al inicio de la década de los 40, el pintor catalán abandera una nueva postura clasicista y de defensa del Renacimiento. Los intereses intelectuales de Dalí continúan expandiéndose a la manera de un humanista renacentista. Dalí se considera el precursor de una nueva fase renacentista. Es en este contexto en el que se realizan las ilustraciones para la autobiografía de Benvenuto Cellini, uno de los artistas más influyentes del Renacimiento florentino que le fascina por ser un hombre rebelde y controvertido, y las ilustraciones para La Divina Comedia de Dante Alighieri.

En la exposición se podrán ver también unos óleos de The Salvador Dalí Museum de San Petersburgo y una pintura de los Museos Vaticanos. Son obras realizadas por Dalí en los años 50 y 60 como ejemplos de la nueva etapa mística del artista en que las temáticas religiosas se funden con la inspiración de los grandes maestros del pasado.

Dalí y Miguel Ángel

El conjunto de lienzos inspirados en las creaciones de Miguel Ángel corresponden a la última época del Dalí pintor. Son obras realizadas a lo largo de 1982, poco antes y poco después de la muerte de su esposa y musa Gala, acaecida en junio del mismo año. La mayoría pertenecen a la Fundación Dalí, lo que nos permite realizar un estudio significativo sobre el proceso creativo y técnico del pintor en esta última etapa. Durante los últimos años, Dalí, una vez más, se reinventa estilísticamente.
Retoma las figuras de Miguel Ángel y las reinterpreta: las separa del entorno iconográfico original de su creador, y las representa solas, otorgándoles fuerza propia. Dalí toma prestada de las esculturas y pinturas de Miguel Ángel la tensión de los cuerpos titánicos de gran fuerza muscular y de estructura colosal.

Con estas obras, el pintor nos invita a realizar un viaje irrepetible, en busca de su propio yo, su ADN filosófico, artístico y humanista.

El estudio sobre los procedimientos técnicos y el método de trabajo del artista corrobora que la realización de este conjunto de pinturas fue rápida. En poco más de un año, Dalí pintó aproximadamente 25 obras de temática inspirada en Miguel Ángel, además de otras 13 sobre Velázquez. Resulta muy interesante la reflexión de Antoni Pitxot, primer director del Teatro-Museo Dalí, sobre ese momento vital y creativo de Dalí: “Es pura expresión, pura comunicación”.

La Divina Comedia

Esta serie fue un encargo del Istituto Poligrafico del Estado Italiano en vista a la conmemoración de los setecientos años del nacimiento de Dante. Dalí empezó a trabajar en Cadaqués durante el verano de 1950, y dos años más tarde terminó las 102 ilustraciones que fueron realizadas utilizando una mezcla de técnicas, principalmente acuarela, guache y tinta sanguina sobre papel en un formato folio. Finalmente, cien ilustraciones fueron reproducidas entre 1959 y 1963 mediante un proceso de fotograbado en relieve de trama xilográfica. Estas estampas pueden verse en la exposición divididas en los tres cánticos: Infierno, Purgatorio y Paraíso.

La Autobiografía de Benvenuto Cellini
En 1945, Dalí recibe el encargo del editor de Doubleday & Company para realizar las ilustraciones de una nueva edición inglesa de The Autobiography of Benvenuto Cellini. La técnica de estas ilustraciones es acuarela y tinta china sobre papel. El artista elige con total libertad los momentos de la narración de Cellini que le permiten desarrollar al máximo su capacidad creativa y su fantasía. El artista muestra una gran admiración por Cellini y por su habilidad en múltiples sectores artísticos. Cellini, que había sido escultor, orfebre y escritor, encarna al artista multidisciplinar a quien Dalí aspira. Esta serie es tan apreciada por Dalí que la guardará toda su vida. Es por este motivo que la Fundación Dalí conserva en la actualidad los originales como parte de su colección. Una selección de 27 ilustraciones se puede ver en la exposición.

Catálogo
El catálogo, editado en italiano por SKIRA, incluye textos de Montse Aguer, directora de los Museos Dalí, Lucia Moni y Carme Ruiz, del Centro de Estudios Dalinianos, Irene Civil y Juliette Murphy del Departamento de Conservación y Restauración de la Fundación Dalí, y Thomas Clement Salomon, coordinador científico de Mondo Mostre. Los escritos ofrecen nuevas perspectivas sobre la influencia del clasicismo en el artista a lo largo de su vida. Además, se acompañan de numerosas imágenes inéditas que corresponden a material preparatorio y a fotografías del artista.