Notas de prensa. La Fundació Gala-Salvador Dalí publica el primer Catálogo Razonado de Esculturas de Salvador Dalí (1931-1936)

Figueres, 8 de abril de 2019

Investigación de la obra escultórica de Salvador Dalí

El Centro de Estudios Dalinianos (CED) de la Fundación Dalí dio a conocer en 2014 los criterios artísticos en materia de escultura y obra tridimensional. Esta herramienta permite identificar las distintas tipologías en que puede clasificarse la obra escultórica de Dalí. Cada tipología está asociada a unos estándares para distinguir las diferencias entre una obra original, una obra múltiple o una reproducción.
El Catálogo Razonado de Escultura y Obra tridimensional de Salvador Dalí incluye exclusivamente la obra original del artista. Cuando se hace referencia a una escultura u objeto tridimensional original, se refiere a una obra auténtica de autoría contrastada de Dalí que se ajusta a los parámetros establecidos para la Fundación Dalí en relación a la identificación de obra original. En la obra escultórica de Dalí, “original” no es solo sinónimo de auténtico, sino de una obra que se ajusta a unos criterios muy precisos en relación a su proceso de producción. A diferencia de la pintura, la obra escultórica puede reproducirse a través de procesos mecánicos, lo que provoca que su catalogación requiera unas pautas muy específicas.
La obra escultórica original de Dalí comprende obras únicas y otras que son el resultado de una edición limitada de 12 ejemplares, siempre que cumplan los criterios establecidos por la Fundación Dalí. Estos criterios se basan en estándares internacionales y se han adaptado a las características de la obra escultórica de Dalí conocida hasta hoy. De momento, el Catálogo Razonado de Escultura y Obra tridimensional de Salvador Dalí no contempla las obras resultado de una edición múltiple, es decir, superior a los 12 ejemplares, puesto que la complejidad de estas ediciones requiere más estudios específicos. Tampoco incluirá las reproducciones de obra autorizadas con licencia de
la Fundación Dalí. En este tramo, que abarca los años treinta, se han identificado 34 obras originales únicas, un capítulo rico por su singularidad, diversidad i calidad, lo que permite definir este ámbito de la creación escultórica daliniana como una de las máximas expresiones de su creación surrealista. La primera pieza catalogada ha sido el Objeto de funcionamiento simbólico (1931), que es, además, su primer objeto surrealista.
Comprende una amplia gama de categorías: esculturas, esculturas-objeto, esculturas involuntarias, objetos surrealistas, objetos de funcionamiento simbólico, esculturas intervenidas, y también instalaciones. Estas obras se conservan en colecciones, a parte de la Fundación Dalí, como The Art Institute of Chicago, el MoMA de Nueva York, el Museo Reina Sofía de Madrid y el Centre Pompidou de París. Dentro del
conjunto de las 34 obras, destacan algunas obras escultóricas prácticamente inéditas o muy poco conocidas. El valor documental de la fotografía como herramienta para la identificación de algunas de estas obras ha sido determinante en casos como la Silla atmosférica y la escultura Sin título. Cabeza de león rugiendo con un plato de huevos fritos en la boca, ambas del 1933.
Lo mismo ha ocurrido con el Espectro ornamental de la erección de 1933-1934, una escultura de yeso que se ha podido identificar y catalogar gracias a unas fotografías de la época y al catálogo de exposición de la galería Jacques Bonjean (París) en 1934.
Es muy significativo el diálogo que Dalí establece en algunas ocasiones entre la pintura y la obra tridimensional, como ocurre en Babaouo del 1932. Se trata en realidad de una caja de madera, en cuyo interior hay siete láminas de cristal pintadas por Dalí, colocadas una tras otra y retroiluminadas. Está relacionada con el guion de una película -no realizada en la época- que Dalí escribió y publicó en formato libro.
Es muy probable que este objeto pretendiera servir para la promoción de aquel libro. En este caso concreto, Dalí quiere dotar a la pintura de una dimensión tridimensional a través de un juego de efectos ópticos potenciados por la iluminación de la pieza. Lo mismo puede apreciarse en El pequeño teatro conservado en el MoMA de Nueva York, donde se descubre un verdadero compendio de su iconografía surrealista.
Debe subrayarse la colaboración de Dalí con otros artistas en algunas creaciones que se identifican bajo el concepto de coautoría. Son las “Esculturas involuntarias”, que se definen como una nueva categoría de obra escultórica de filiación daliniana, en la que determinados objetos encontrados o de origen automático se fotografían de acuerdo a unas directrices artísticas concretas. En 1933 Dalí asume la dirección
artística de una serie de fotografías realizadas por Brassaï, en las cuales la creación escultórica adquiere una nueva dimensión conceptual y artística, fundamentada en la esencia de la imagen fotográfica. Algunas de estas fotografías se publicaron en 1933 en la revista Minotaure, mientras que otras no se dieron a conocer en la época y se incluyen ahora en este catálogo.
Además, se ha identificado y catalogado un proceso creativo que define la creación escultórica de Dalí: la obra original única con versiones, que puede ilustrarse a través del Busto de mujer retrospectivo de 1933 (MoMA, Nueva York). Después de la primera presentación de esta obra en 1933, Dalí la modifica añadiendo o sustituyendo algunos elementos principales. Entre 1934 y 1939 se han documentado cuatro ocasiones en las que Dalí transforma y presenta esta obra y, en algunas ocasiones le otorga, incluso, títulos diferentes. Este proceso de creación determina que cada versión tenga una “vida” limitada, y deban definirse, por tanto, como obras efímeras.

Descargad la nota de prensa completa.

En los próximos días estará disponible aquí también el dossier en español sobre el Desarrollo técnico del Catálogo Razonado de Escultura y Obra Tridimensional de Salvador Dalí.